lunes, 18 de mayo de 2015

UNA MANERA DIFERENTE DE TRATAR UN CASO DE DEPRESIÓN POR DUELO CON INTENTO FRUSTRADO DE SUICIDIO

Caso práctico.

Motivo de consulta:

Intento de suicidio frustrado reciente ( hombre de 62 años). Insatisfacción, anhedonia, desapego emocional, frustración... (episodio depresivo grave).

*Tratamiento psicológico previo: depresión por duelo (muerte de su mujer, por larga enfermedad), tratamiento psiquiátrico actual: antidepresivos, ansiolíticos.

Objetivos terapéuticos:

-Generar y retomar relaciones significativas de apoyo ( con su hijo, familiares, amistades, compañeros/as de trabajo).

- Adquisición de hábitos y rutinas saludables.

- Adquisición de habilidades comunicativas efectivas, positivas y saludables.

- Control de la ira, detección del pensamiento.

- Aumento de la autoestima a través del logro en la consecución de los anteriores objetivos.

Duración:
-14 sesiones de una hora de duración, cada una, una vez por semana.

Metodología:

- Cognitiva-comportamental (reestructuración cognitiva, terapía racional emotiva, exposición, entrenamiento habilidades sociales: asertividad).

- Psicología positiva (educar al cerebro en la búsqueda selectiva de acontecimientos cotidianos positivos).

- Sistémica (intervención paradójica, para el tratamiento específico del insomnio).

Logros terapéuticos: cambios comportamentales significativos

- Comenzar y mantener comunicación con personas nuevas. Adquisición red de conocidos/as. (Se inscribió y asistió a varios grupos, para realizar actividades diversas).

- Relación con su hijo. Empezó escribiendo una carta, exponiendo sus sentimientos hacia él y otras cuestiones emocionales no resueltas desde el fallecimiento de su mujer. Acercamiento a su hermano y la familia de éste.

- Asertividad en la relación/comunicación con sus compañeros/as de trabajo.

- Deporte moderado 3 veces por semana.

- Actividades intrínsecamente motivadoras, realizadas con regularidad (con y sin gente).

- Educó su cerebro para seleccionar diariamente 3 gestos, situaciones, comidas, palabras... con connotaciones positivas, satisfactorias... Aprendió que las pequeñas cosas, los pequeños gestos y no las emociones intensas son las que componen y nutren nuestra alegría.

- Ausencia de insomnio.

- Se convirtió en agente de su vida.

** La única mención a la muerte de su mujer, consistió en (hacia el final de la terapia) hacerle escribir una carta a la misma con todo aquello que no le había dicho y que lo atormentaba (sentimientos de culpabilidad, fundamentalmente). Leerla en voz alta, discutir las ideas irracionales, dotarlas de connotaciones y significado positivo. Reconstrucción e integración de un nuevo marco interpretativo, otorgando paz interior al usuario (paciente/cliente).

Aprovecho para recordar que todo cambio requiere esfuerzo y sufrimiento.

PD: Se han omitido muchos datos, el presente escrito no pretende ser exhaustivo.

Autora: Lorena Balderas. Psicóloga, Criminóloga y Colaboradora del Teléfono de la Esperanza de Valencia. 
Twitter: @lorenabalderasS

No hay comentarios:

Publicar un comentario