jueves, 15 de agosto de 2013

Problemas de Pareja


Cada día, la relación de pareja adquiere una mayor relevancia social. Compartir un proyecto de vida con otro ser humano al que se ama, constituye una de las esencias de nuestra especie.

Una relación deseada y estable tiene efectos muy positivos en el bienestar personal, y del modo contrario, una relación deteriorada o disfuncional interfiere en el sistema familiar, en su dinámica y en la salud mental de los que la padecen, incluyendo a los cónyuges y a los hijos.

El amor es una emoción absolutamente imprescindible en las relaciones humanas y sobre todo el ámbito de la pareja. Sin el amor, la pareja pierde todo su sentido y entonces estaríamos hablando de “compañeros de piso", "sociedad de gananciales”, “copropietarios”, “familia”, etc., pero no de una auténtica pareja.


Robert Stenberg (1988), en sus estudios sobre relaciones interpersonales y en especial, sobre las relaciones de pareja, creó la teoría triangular del amor, en la que determinó tres puntos básicos de apoyo o elementos imprescindibles en una relación de pareja que se ama: la Intimidad, el Deseo y el Compromiso.



La intimidad es el elemento nuclear dentro de la relación de pareja que representa el sentimiento, y esta directamente relacionado con emociones clave como: conocimiento mutuo, acercamiento, vínculo, confianza, apoyo incondicional, protección, vulnerabilidad, cohesión y conexión. 
Aporta la sensación de sentirse comprendido y comprender, de sentirse apoyado y de apoyar, de compartir y de unión común. 
Podemos decir que existe intimidad cuando existe:


  • Deseo de promover el bienestar de la persona amada.
  • Sentimientos de felicidad junto a la persona amada.
  • Apoyo emocional recíproco.
  • Comunicación intima, entendimiento y conocimiento mutuo.
  • Deseos de compartir.
  • Respeto, ayuda y valoración.

El Deseo, se nos muestra como la sensación intensa de disfrutar con el otro, de estar con la persona amada, sintiendo emociones como: pasión, calor, entusiasmo, anhelo, apego seguro, emoción, contacto físico, contacto emocional y sentirse vivo. Hablamos de deseo cuando encontramos en la pareja:
  • Atracción e interés.
  • Búsqueda de placer.
  • Satisfacción.
  • Sentimiento de pertenencia (que no de posesión).
  • Deseo sexual.
El deseo sexual, va más allá del acto sexual en si. Es el deseo de estar con la persona con la que más a gusto nos encontramos. No es la única persona importante, no es la única con la que estamos bien, pero si es la más importante de todas. El deseo no es posesión, es construcción en y con el otro, es integración con la persona amada. 
Debe distinguirse la diferencia ente la efervescencia inicial de la pre-pareja, del ya consolidado y sosegado deseo, en el que a pesar del paso del tiempo, se mantienen intactos el nivel de satisfacción, agrado y búsqueda de placer. 
El deseo no muere por el paso del tiempo, sino por el desencanto, el deterioro y la habituación. 

El Compromiso, entendido como tal, es el grado en el que una persona está dispuesta a acoplarse con alguien y hacerse cargo de esa relación hasta el final, construyendo un futuro común de compromiso y dando estabilidad a la relación. En una relación con compromiso podemos encontrar emociones y sensaciones como: acuerdo, alianza, lealtad, honestidad, fidelidad, seguridad y libertad.
Al hablar de compromiso hablamos de:


  • Confianza.
  • Responsabilidad asumida.
  • Reconocimiento de obligaciones.
  • Legítimos intereses personales, de pareja y familiares.
  • 1+1=3, Tu, Yo y La relación común, espacio para los tres.



AUSENCIA DE ALGUNO DE LOS TRES ELEMENTOS:
  • Pareja inestable, hay deseo e intimidad, pero no compromiso. No hay proyectos comunes ni planes de futuro, se vive el día a día.
  • Pareja superficial, hay compromiso y deseo, pero no intimidad. Hay bienestar y placer, pero carece de confianza, profundidad y cohesión. 
  • Pareja compañera, hay compromiso e intimidad, pero no hay deseo. Por el deterioro de la relación, por erosión del atractivo o desengaños amorosos, acaban siendo solo "buenos compañeros de piso".

¿QUE INDUCE A QUE UNA PAREJA NO LLEGUE A TENER LA SENSACIÓN DE  PLENITUD, DE BIENESTAR O LO PIERDA POR EL CAMINO?

Haciendo una síntesis podemos encontrar tres elementos fundamentales:
  • Las formas de intercambio de recompensas y castigos.
  • La falta de habilidades en la comunicación y solución de conflictos.
  • Las expectativas de cada uno acerca de la relación.

¿PORQUE SE SEPARAN LAS PAREJAS?

Las causas son diversas, pero podríamos enumerar las más relevantes:
  • Infidelidad, irremisible perdida de la confianza.
  • Tensiones y conflictos familiares.
  • Abuso físico, emocional y/o violencia física.
  • Crisis de la mediana edad.
  • Adicciones (alcohol, drogas, trabajo, juego, otros).
  • Falta de comunicación o comunicación disfuncional.
  • Problemas económicos.
  • Falta de compromiso con el matrimonio y con el futuro.
  • Cambios drásticos en prioridades personales.
  • Expectativas o necesidades insatisfechas (elección errónea de la pareja).
  • Falta de habilidades en la resolución de conflictos.
  • Intolerancia, rigidez, egoismo.
  • Problemas sexuales.

CONVENIENCIA DE LA TERAPIA DE PAREJA

La terapia de pareja es una oportunidad para tomar conciencia y aprender cómo se generaron los conflictos y desencuentros. A través de la terapia de pareja se crea el espacio adecuado para que ambos miembros aprendan a escucharse y a atender al otro, desde una nueva perspectiva, facilitándoles nuevas herramientas relacionales que les permitan el reencuentro. Este espacio terapéutico les permitirá no solo enriquecerse como pareja sino como individuos. 

En el Teléfono de la Esperanza de Valencia te ofrecemos la posibilidad de renovar tu relación y re-enamorarte, contamos para ello con un servicio de Orientación Familiar y Atención Psicológica a la Pareja en Crisis, totalmente anónimo y gratuito. Sólo tienes que solicitarlo llamando al 963916006.


Autor: El Mentalista

Bibliografía:
Stemberg, R., & Barnes, L. (1988). The Psichology of Love. New York: Yale University Press.
Capafons, J., & Sosa, C. (2009). Problemas de pareja. Madrid: Piramide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario